Testimonios Voluntariado Internacional Ver más testimonios de amycos.org »

IMPRESIONES DE UNA NUEVA COOPERANTE

  Elsa (izq.) pasó el mes de julio en Nicaragua, visitando los proyectos que Amycos lleva a cabo allí. Ella, y otra decena de trabajadores de Caja de Burgos, quisieron conocer cómo trabaja Amycos y cómo vive el pueblo nicaragüense con la intención, de un futuro no muy lejano, comenzar su propia andadura de solidaridad Read more...

 

IMPRESIONES DE UNA NUEVA COOPERANTE

Elsa (izq.) pasó el mes de julio en Nicaragua, visitando los proyectos que Amycos lleva a cabo allí. Ella, y otra decena de trabajadores de Caja de Burgos, quisieron conocer cómo trabaja Amycos y cómo vive el pueblo nicaragüense con la intención, de un futuro no muy lejano, comenzar su propia andadura de solidaridad y lucha por la justicia a través de Voluntas.

Tras su regreso, Elsa comparte con nosotros sus reflexiones.

Hace ya días que hemos vuelto de Nicaragua el grupo de Voluntas de la Caja, pero las experiencias vividas allí nos acompañan cada día y permanecerán siempre dentro de nosotros como algo único e irrepetible. Personajes de allí como Indiana, Ana María, Emilio o Emperatriz habitarán desde ahora en nuestros recuerdos y en nuestro presente. También las personas de la Caja que hemos compartido esta experiencia: Raquel, Begoña, Angel, Diego, Amaya, David, Oscar, Carlos, Iván y Elsa nos sentimos ahora muy cerca después de vivir en estrecha convivencia momentos tan intensos, y os agradecemos vuestro apoyo y el interés que habéis demostrado siguiendo día a día el blog de Amycos. Desde que hemos vuelto nos hemos empeñado en buscar ocasiones para reunirnos de nuevo y revivir el espíritu nica que compartimos, y avanzar en el desarrollo de un proyecto de la Caja allá.

Las semanas de convivencia que hemos pasado entre nosotros y con la gente de allí nos han enseñado muchas cosas. Algunas están relacionadas con la realidad de nuestro mundo y la miseria en la que vive una gran parte de la población mundial que carece de productos básicos como alimentos, agua o un techo para resguardarse de la lluvia; pero aunque pueda parecerlo, la experiencia no ha sido de tristeza y pesimismo, sino de alegría, de superación y de esperanza.

Las situaciones vividas nos han hecho reflexionar sobre nuestra forma de vivir en la sociedad “desarrollada”, basada en el consumo, que nos brinda todos los bienes materiales pero que en el camino ha perdido valores esenciales y que genera en muchos casos ansiedad, crispación, soledad y estrés.

Las personas con las que hemos convivido nos han impactado con su forma de sonreír a la vida, con sus ganas de luchar por mejorar su situación y la de los que lo rodean, con su cariño, su generosidad sin límite, su calor y su forma más simple y más humana de entender la vida.

El viaja de Nicaragua ha sido un viaje de reflexión, de conocimiento y de aprendizaje. Hemos conocido otro país, otra cultura y otra forma de entender el mundo y de vivir la vida, y hemos aprendido sobre nosotros mismos a través de personas que, sin tener nada, nos lo han dado todo. Creo que una vivencia como esta es capaz de transformarnos en muchos aspectos, y estamos trabajando para desarrollar un proyecto propio que permita a otros compañeros vivir una experiencia tan gratificante como la que hemos vivido nosotros.

Elsa Martínez Caballero

Voluntas Caja de Burgos