Proyectos de desarrollo en Bolivia

Proyecto

Dotación de agua potable a las comunidades indígenas guaraníes de El Espino y El Carmen, en el Chaco Boliviano

Datos generales:

Localización: Comunidades El Espino y El Carmen, municipio de Charagua, departamento de Santa Cruz
Sector: Saneamiento
País: Bolivia
Año de inicio: 2015
Plazo de ejecución: 12 meses
Estado del proyecto: Finalizado
Coste total del proyecto: 247.330,76 euros
Aportaciones económicas de: Ayto. Palencia (8.812 euros), Ayto. Salamanca (3.377 euros), Ayto. Valladolid (26.330 euros), Dip. León (43.083 euros), Dip. Valladolid (30.000 euros).

Población beneficiaria:

Tipología: Población indígena
Nº de beneficiarios directos: 930
Nº de beneficiarios indirectos: 5.462

Breve descripción del Proyecto:

Dotación de agua potable a las comunidades indígenas guaraníes de El Espino y El Carmen, en el Chaco Boliviano

Este proyecto pretende dotar de agua potable a las comunidades indígenas guaraníes de El Espino y El Carmen, que carecen de todos los servicios básicos siendo la necesidad más sentida el acceso a este vital elemento. Este hecho mantiene a la zona en situación de subdesarrollo y genera importantes índices de desnutrición, enfermedades diarreicas y de la piel.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida e impulsar el desarrollo humano de ambas poblaciones, con el proyecto se construirá un sistema de extracción, mediante la instalación de una bomba, el tendido de 6 kms. de tubería, la instalación de tanques de almacenamiento y la refacción o dotación de piletas domiciliarias a todas las familias de la comunidad. Para ello se aprovechará un pozo existente perforado por la Gobernación en 2013 con una profundidad de 309 mts y con un caudal de 4,5 l/s y ubicado a 3.901 metros de El Espino y 1.708 metros de El Carmen. Para ello se cuenta  tanto con el preceptivo permiso legal ya concedido de las autoridades locales, como con su contribución económica para cubrir parte de los constes del proyecto.

Además se ejecutarán talleres de salud comunitaria, se capacitará a un comité para el mantenimiento del sistema en cada comunidad y se complementará el trabajo con cultivo de alimentos en huertos familiares. El fin es dotar a ambas comunidades de un sistema de agua potable, que inicialmente beneficiará a 930 personas con la intención de elevar el nivel de vida de la población: disminuir la incidencia de enfermedades diarreicas y de la piel, mejorar el estado nutricional de la población al disminuir la desnutrición causada por infecciones parasitarias, mejorar la higiene de los hogares y sus habitantes y aliviar la carga de trabajo de las mujeres.